La Dolce Vita



Esta mañana saliendo del portal de mi casa me encontré esta pegatina muy bien agarrada de las escaleras.
LA DOLCE VITA.
No tuve otra opción que sentarme y hacerle una fotografía bien merecida.
Soy de las que creo en la simbología que la ciudad nos va regalando.
Hay momentos de la vida que no se pueden ni se deben explicar, simplemente pasan y los superas o te estancas.
Llevaba ya bastante tiempo pensando en muchas personas antes que en mí. De esas cosas que van pasando con la cotidianidad de los días y que ni uno mismo se da cuenta, entonces pasa lo que pasa.
y te ves de repente sentado en la mierda, como si te hubieran levantado de la cama y de una patada te hubieran tirado por una ventana al mundo, sin mas explicaciones.
Entonces viene lo mas jodido, y se llama: reconstruirse de nuevo.
Bueno y en esas estoy recogiendo los pedacitos de lo que dejaron de mi, limpiándoles la mierda que les echaron encima y volviendo a pegarme trocito a trocito porque no queda otra salida.
Por eso me alegró el día la pegatina de la Dolce Vita, ya que de aquí hasta el día que sea lo que viene es buena vida y una leona fuerte que ya nada la detiene.





Entradas populares de este blog

LO DIFICIL QUE ES CUMPLIR 16 AÑOS

TALLA 40

SUERTE, RESUERTE Y RECONTRASUERTE