MENTE

La mente es una habitación gigantesca destinada a guardar acciones pasadas, que descansan por meses años o minutos. De repente, por el borde inferior de la puerta se cuela, un olor, un sabor, una mirada, una palabra, y entonces, los recuerdos saltan de su letargo, tumban la puerta corriendo desaforadamente, queriendo morder el alma, o pellizcar el corazón, o burlarse de la distorsión mental que causan. Dicen las personas que han padecido estos ataques inesperados de recuerdos, que a veces, la huella venenosa que dejan no se cura. Arrastrando casi de por vida, esos recuerdos inevitables, insuperables que trasnochan, recuerdos añejos de amores viejos.

Entradas populares de este blog

LO DIFICIL QUE ES CUMPLIR 16 AÑOS

TALLA 40

SUERTE, RESUERTE Y RECONTRASUERTE