LO DIFICIL QUE ES CUMPLIR 16 AÑOS

camilo en paris.
Cuando tienes 16 años ves la vida de una forma muy particular, vas en contra de casi todo lo que te rodea, crees  que en mundo no existe nada mas importante que los amigos y los fines de semana, y los viajes tambien. A los 16 te comes el mundo con patatas fritas y un poquito de ketchup. Nadie te comprende, tienes cargas y descargas de adrenalina constantes. Sueñas con una novia guapa y a la vez inteligente que te comprenda, crees que la injusticia del mundo es intolerante y que no llegará el dia que las hormonas se nivelen.
A los 16 no sabes si estas preparado o no para ir a la universidad. Este post está dedicado especialmente a camilo que tiene 16 que en diciembre cumplirá 17 y está superando su primera crisis de identidad. Me alegro de estar a su lado y de sobrellevar los altibajos que lo abruman con paciencia y cariño. Ojalá tuvieramos todos 16 y pensaramos como el, este mundo sería mas humano y menos cruel, pro que el cami tiene un corazón tan noble que no le cabe ya en el pecho. Cuando sea mayor se aordará de esta crisis, y se reirá de lo bonita que era la vida a esa edad y que lo único que necesitaba para solucionar os problemas era un abrazo de su madre, (servidora en este caso), tocar la guitarra un poco, componer una canción y salir los sábados por la tarde a disfrutar con sus amigos.
un abrazo muy grande a todos los padres que esten pasando por la crisis de los 16 con sus hijos. Yo me alegro de estar ahí al pie del cañón y no dejarlo solo ni un instante, siempre que me necesita.
Te quiero mi niño, que ya se hace hombre, pero que le cuesta dejar la infancia guardada en el cajón de los recuerdos.

Camilo y sus primos santi y lala.

Comentarios

  1. Creo que la vida se come con patatas fritas y kétchup a los 16, a los 18, a los 20, 30, 37 y de ahí hasta que pare el gran reloj, la diferencia es que a medida que pasan los años hay que dejar el kétchup porque según los médicos te hace daño. Pero independientemente de las prohibiciones médicas de las salsas y demás, la vida es un respiro, una experiencia, una lagrima, los amigos, los padres, pero especialmente la vida es una madre. Una madre sí. Creo que ese es el vínculo más perfecto y de más infinito amor, el de una madre hacia un hijo y viceversa. No soy madre pero vivo la experiencia a través de mis hermanas y mis amigas que son mis hermanas dos veces. A Camilo le tocará vivir experiencias que a lo mejor sus padres no vivieron, o si lo hicieron fue en otra versión, porque el mundo ha cambiado y mucho, pero lo más importante es que Camilo cuenta y tiene una bases solidas que esas serán claves siempre, de las que no se apartará jamás y las que serán clave para afrontar la vida, tomar decisiones, volar. Hay una canción del gran Rubén Blades que me gusta mucho y se aplica para este y muchos casos:
    Solo quien tiene hijos entiende
    Que el deber de un padre
    No acaba jamás

    Que el amor de padre y madre
    No se cansa de entregar
    Que deseamos para ustedes
    Lo que nunca hemos tenido

    Que a pesar de los problemas
    Familia es familia y cariño
    Es cariño

    Que viva Camilo, su madre que tiene una buena salsa y todas las madres del mundo, vaya que hacen falta.
    Te esperamos por Galicia,
    Tu lectora fiel,
    Yosmery Magdaniel

    ResponderEliminar
  2. yosme, me he emocionado con tu grandisimo comentario, un abraxo y gracias por esos ánimos que me das, que son como impulsos de buenos aires, para seguir esta lucha constante de sacar adelante a un hijo tasn bello y maravilloso como el mio. gracias.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Bueno tengo una hija Rosangelica que tiene 16 años le encanta el ketchup pero en todo lo que se le presente de alimento al mediodia,le fasina.Alos 16 años suceden muchas cosas,de diferentes sabores.olores una gran variedad de pruebas,pero ellos se toman las cosas con calma,mucha tranquilidad con su suavena y su pitillo y mas cuando se henamoran y ven la vida como un arco irris con muchos pajaritos en el aire de todos los colores,incluso son dormilones.Hay que saber preparar diferentes salsas siempre con un toque de amor y una pizzzzca de firmeza para darles fuerza en las cosas nuevas que emprendan y así continuen adelante para que sean forzados y valientes para la vida.Otra salsa seria enseñarles ha que tengan un caracter definido o a guiarles en mucho amor y nesecitan un ingrediente especial sellama: "Cristo" nuestra vida depende de"Dios" todos los días, enseñarles a nuestros hijos a ser obedientes y amorosos con EL para que nos dirija en todo y nos valla bien.El enseñarles a ellos el principio del Amor a Dios les da fortaleza,seguridad,firmeza y aprenden a enfrentar las luchas que se le presenten.Si comento y escribo todo esto es porque lo veo hoy en dia en nuestra hija mayor Estephany y le doy garcias a Dios por sus frutos que ha dado.Una salsa exquisita seria como resultado de todo este manjar de ideas es que aprenden a vivir confiados y a estar seguros en EL,porque para Dios todo es posible.Sabes algo Sara tu tienes muchas salsas que adoban todo lo que eres y haces,pero en especial tienes un punto de objetividad ,una sazon de creatividad,una pizca de valentia, mucho amooooooor y el ingrediente mas importante de una madre y es el CARIÑO hacia tu hijo y a todo lo que emprendes.No todas tienen el cariño porque por eso es que hay muchos hijos con falta de aceptacion y no son amados y se sienten rechazados.En una relacion de pareja tambien es importante el Cariño mantiene el amor y da firmeza.Sarita Te mando un abrazote y un beso a Camilo.Recuerda que llevas las marcas del Señor Jesus.El te Ama mucho y toda tu familia.gal 6-17.chaooo!

    ResponderEliminar
  5. Bueno tengo una hija Rosangelica que tiene 16 años le encanta el ketchup pero en todo lo que se le presente de alimento al mediodia,le fasina.Alos 16 años suceden muchas cosas,de diferentes sabores.olores una gran variedad de pruebas,pero ellos se toman las cosas con calma,mucha tranquilidad con su suavena y su pitillo y mas cuando se henamoran y ven la vida como un arco irris con muchos pajaritos en el aire de todos los colores,incluso son dormilones.Hay que saber preparar diferentes salsas siempre con un toque de amor y una pizzzzca de firmeza para darles fuerza en las cosas nuevas que emprendan y así continuen adelante para que sean forzados y valientes para la vida.Otra salsa seria enseñarles ha que tengan un caracter definido o a guiarles en mucho amor y nesecitan un ingrediente especial sellama: "Cristo" nuestra vida depende de"Dios" todos los días, enseñarles a nuestros hijos a ser obedientes y amorosos con EL para que nos dirija en todo y nos valla bien.El enseñarles a ellos el principio del Amor a Dios les da fortaleza,seguridad,firmeza y aprenden a enfrentar las luchas que se le presenten.Si comento y escribo todo esto es porque lo veo hoy en dia en nuestra hija mayor Estephany y le doy garcias a Dios por sus frutos que ha dado.Una salsa exquisita seria como resultado de todo este manjar de ideas es que aprenden a vivir confiados y a estar seguros en EL,porque para Dios todo es posible.Sabes algo Sara tu tienes muchas salsas que adoban todo lo que eres y haces,pero en especial tienes un punto de objetividad ,una sazon de creatividad,una pizca de valentia, mucho amooooooor y el ingrediente mas importante de una madre y es el CARIÑO hacia tu hijo y a todo lo que emprendes.No todas tienen el cariño porque por eso es que hay muchos hijos con falta de aceptacion y no son amados y se sienten rechazados.En una relacion de pareja tambien es importante el Cariño mantiene el amor y da firmeza.Sarita Te mando un abrazote y un beso a Camilo.Recuerda que llevas las marcas del Señor Jesus.El te Ama mucho y toda tu familia.gal 6-17.chaooo!

    ResponderEliminar
  6. Es que los 16 son el período de transición, en los que la adolescencia se quita el " pre " y te da de lleno, empiezas a encontrarte contigo mismo pero aún no sabes quien eres.
    Es dificil pero bonito ayudarles a llevarlos adelante, yo hace cuatro pasé los de mi hija mayor, ahora estoy inmersa en los de mi segundo hijo y aún me quedan los de un tercero, casi que vivo en una adolescencia continua, jajaja.

    Un abrazo muy fuerte para ambos.
    YoSusan

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comenta lo que sientes, que nadie silencie tus palabras...

Entradas populares de este blog

TALLA 40

SUERTE, RESUERTE Y RECONTRASUERTE