Riohacha, La Guajira, Colombia







caminar por sus calles, sentir la fiesta de colores que brillan con el sol, la gente, el barullo del mercado, donde se entrecruzan las culturas, y ese sabor caribe que no se apaga nunca, fotogénica si es, pero sobretodo encantadora.

Entradas populares de este blog

LO DIFICIL QUE ES CUMPLIR 16 AÑOS

TALLA 40

SUERTE, RESUERTE Y RECONTRASUERTE