Un destino turístico ya consolidado..."La Ruta del Bisturí".

Las cirugías plásticas en Colombia facturan más de 100 millones de euros al año y la cifra va en aumento. Según la Sociedad de Cirujanos Plásticos de Colombia, ciudades como Barranquilla, Cali, Medellín o Bogotá se han convertido en el paraíso de la silicona y la lipoescultura, donde casi 400 mil mujeres al año pasan por el quirófano para moldear sus figuras. El culto al cuerpo se ha convertido en una obsesión para la mayor parte de las personas, no importa el precio que se tenga que pagar ni a cuanto dolor se deba someter, lo que interesa es obtener un resultado de impacto. Las Colombianas residentes en España deciden irse a su país por que pueden realizar dos anhelos: pasar un tiempo con sus familiares y operarse, para regresar después de 30 días convertidas en supermodelos.
Brasil había sido hasta ahora el país de referencia para esta clase de intervenciones, pero con la llegada de las inmigrantes Colombianas ahora es este país suramericano quien se lleva los honores, y es que decidir operarse allí tiene un coste aproximado de unos 3.000 euros incluyendo tiquetes aéreos, hotel y un recorrido turístico por la ciudad antes de entrar en el quirófano. Una lipoescultura puede durar hasta nueve horas, y los implantes de silicona para el pecho alrededor de dos. Pero no todo es color de rosa, los riesgos que se tienen en el postoperatorio no son valorados de manera adecuada por las pacientes. Estas cirugías pueden traer como efectos secundarios inflamaciones y edemas que duran entre 48 horas y una semana. A esto se le suma el síndrome de embolia grasa (SEG), cuadro clínico que sucede por una oclusión de los vasos sanguíneos por glóbulos de grasa, que puede ser mortal cuando algunas gotas de grasa viajan a través de la sangre y quedan atrapadas en los pulmones, generando una reacción fatal conocida como branquicardia.
Los implantes de pecho tienen efectos secundarios como el rechazo del cuerpo a la silicona que se detectan con fiebre, dolor o infección, la interferencia con las mamografías para determinar el cáncer o tumores y formación de hematomas o seromas que deben ser extraídos dejando cicatrices antiestéticas en algunos casos.
Pero aún así el viaje a Colombia con este fin es apetecido por españolas y mujeres de otras nacionalidades que prefieren realizar la ruta del bisturí, hacer turismo y llegar a España siendo bellas, deseadas, envidiadas, haciendo parte del mundo del glamour y la adoración a los cuerpos perfectos. Es que definitivamente, y según todo lo que estamos viviendo va a llegar un momento en que se dirá que ya no existen mujeres feas solo quedan las que no tienen dinero.

Entradas populares