SAN BLAS, MADRID, ESPAÑA

Es difícil imaginarse al San Blas de hoy
 como un gran campo de cultivo.
Aunque esos fueron sus orígenes.
Las tierras pertenecientes al Marqués de Canillejas poco a poco se fueron poblando con personas del centro y sur del país que llegaban a Madrid en busca de trabajo y un mejor porvenir.

San Blas, desde entonces ha sido considerado un barrio obrero.

Aunque con el paso del tiempo se ha transformado en una pequeña-gran ciudad dentro de Madrid.

El San Blas de hoy es un distrito con mucha vida, conectado con líneas de metro y autobuses, lleno de comercio, colegios y todos los servicios básicos de cualquier barrio de la capital.


Cuando se entra a San Blas donde todos los edificios amarillos son iguales, da una sensación de organización y tranquilidad, aunque por los años 80 se hubiera convertido en un foco de drogadicción.

Hoy quiero hablar del barrio respecto a ese tema.

En los últimos días se han vuelto a nombrar algunas zonas donde aún persiste la venta y el consumo de drogas, vale la pena resaltar que son sitios puntuales del barrio donde los vecinos y la policía los tiene perfectamente identificados.


No me parece justo, ni estoy de acuerdo en lo mas mínimo que vuelvan a estigmatizar el barrio.
El 98% de los vecinos son gente que se levanta a diario a construir una vida mejor y a aportarle al país.
San Blas al contrario de lo que quieren mostrar, cada vez va a más, mejorando con los días y acogiendo a nuevos vecinos trabajadores y familias con hijos que le dan nuevos aires al barrio.
La iniciativa de los vecinos de hacer guardias y denunciar los focos de la venta y consumo de droga me parece que es un grito desesperado para que las autoridades se apersonen de la situación.

Los medios de comunicación a parte de dar las noticias con el toque amarillista que los caracteriza deberían apoyar a San Blas porque se lo merece, es un barrio tradicional de la capital de España, es un barrio bonito, lleno de vida y con ganas de mejorar.

Si algún día pasas por Madrid, no dudes en conocer San Blas.


Yo le auguro A San Blas, porvenir, bienestar y felicidad.
Que sus vecinos sigan luchando por un futuro mejor.

Entradas populares