ARAÑA: WALEKER

Mochilas wayyu, by Sara León

Sabias que cada mochila tejida por las manos de las wayuú es única e irrepetible...

Cada una de las mochilas son tejidas de forma especial, algunas son una explosión de colores y otras son grises o negras.

Waleker, la araña les enseñó a tejer,aprendieron de ella los misterios de las formas, la combinación de los colores, el tamaño y los remates.

Cuando una mujer wayuú aprende a tejer nunca vuelve a ser la misma.

Tengo la suerte de ser amiga de tejedoras impresionantes, siempre empiezan por la base, las veo convertir un hilo en un círculo sólido que poco a poco se convierte en el centro de gravedad de la mochila.

Siempre tienen una mochila especial, que la hacen con esmero, con mucha calma y no les importa el tiempo que inviertan en terminarla. 
Esa unión mágica de las manos, el hilo y la aguja que se mueven a un ritmo frenético difícil de comparar con algo.

La única preocupación es el remate, el final de la mochila, debe quedar perfecto, para que sea eterna, una pieza única y bien hecha.
Ellas me enseñaron la importancia del final, si no se rematan bien los hilos, con fuerza, con exactitud, la mochila se puede convertir en hilo de nuevo y entonces sería muy triste ver como todo el trabajo se ve perdido,y la frustración será muy grande.

Las mujeres Wayuú son guerreras, valientes, luchadoras de la vida, me enseñan que el hilo sin sus manos solo es hilo, pero transformado por ellas es una pieza con bases fuertes, que puede viajar por el mundo sin temor a nada, porque las mochilas llevan parte de su alma, de su esencia...

Entradas populares