ECHETO, LA CONFITERIA

Cuando recorro los 143 kilómetros que separan a Zaragoza de Jaca voy pensando en lo que me apetece comer en la confitería Echeto. Descubrí esta joya de la repostería gracias a mi amiga Mary Morata, con quien voy casi siempre a Jaca, ya desde fuera apetece comerse todo y ya no digo nada al entrar y empezar a a sentir los olores que inundan todo el ambiente que evocan partes de la niñez y momentos dulces de la vida.


chocolate, crema, merengue, nata hojaldre, yema glaseada, almendra y azúcar, es como una gran explosión para todos los sentidos y el buen humor.




Fundada en 1890, mas de cien años endulzando la vida de los aragoneses y siguen siendo los pasteleros por excelencia de Jaca. 
Imposible no disfrutar de las "coronitas de santa orosia" o de la tarta "oroel" y ni hablar de los bombones "Jacetania"
Visitar la confitería ECHETO es obligatorio en cada viaje a Jaca.



La atención amable y personalizada hacen de esta confitería una delicia y un viaje inolvidable a los sabores profundos de Aragón.

Entradas populares