UNAS DE CAL ,OTRAS DE ARENA...

A veces uno se encuentra con gente que le parece de entrada se ve buena persona, y da la sensación que tiene ese feeling, que es el que conecta. Pero después de  hablar algunas veces, viene la decepción. Desde que dejé de trabajar cara al público (de eso ya hace 7 años), me he dedicado a observar, a ser menos protagonista y mas espectadora. Ahora tengo plena autoridad para saber quien te engaña con una sonrisa o quien realmente es sincero con la mirada. Pero, aún así me engañan, he llegado a un punto donde tengo muy claro quienes son mis amigos, quienes son mis conocidos y a quienes considero mis hermanos. También he llegado a otro punto donde no conozco a nadie nuevo que pueda entrar en el reino de mis afectos, y eso me lleva a pensar que visto lo visto, se quienes son de cal y quienes son de arena, a quienes necesito y quienes me dan absolutamente igual. Aunque mi incesante labor de seguir conociendo al género humano no tendrá fin.

Entradas populares