QUÉDATE SOLO DOS MINUTOS MAS...


A veces cuando te pido que te quedes dos minutos, es una manera de decirte que no te vayas nunca...

Escucho a lo lejos tu sonrisa y me gusta.
Tantas declaraciones de amor repetidas me las he terminado por creer.

Hoy me he quitado un peso de encima, esa ausencia siniestra que me acompaña desde hace mucho tiempo me ha dejado en paz.

A veces te pido que te quedes solo dos minutos y tu guardas silencio, entonces yo interpreto el silencio como un abrazo, como una caricia,como si vinieras cada dos minutos y te quedaras para siempre.

Me gusta bailar contigo, me gusta quedarme sentada en las escaleras del portal y esperar a que llegues todas las noches, me gusta cuando tocas mi mano, me gusta caminar por la ciudad contigo, me gusta caminar para tí.

No volveré a dudar, el tiempo pasa muy de prisa y la vida así como esos dos minutos, pasa tan rápido que no da tiempo a enmendar errores.

Yo seguiré pidiéndote dos minutos antes de que te vayas, dos minutos mas  antes de despedirnos para mirar tus ojos, tocar tus labios, abrazarte mucho y dejarte ir.

(Fragmento de una novela de Sara León)
Todos los derechos son reservados y la reproducción parcial o total debe estar autorizada.

Entradas populares