Y ME DIJO: VEN Y LO DEJÉ TODO


Llevo la mitad de mi vida dedicada al periodismo, la cuenta la hago desde el momento que pisé la universidad por primera vez, y entonces poco a poco el oficio se convirtió en pasión.
"He tocado todos los palos" desde hacer radio (una de las primeras cosas que hice como periodista y que me sigue gustando mucho), ser jefe de prensa de la Universidad, del Instituto de Deportes, redactora en periódicos y revistas, presentadora de eventos, directora de parrilla televisiva, asesora de imagen de políticos, community manager de empresas, expositora de fotografías, blogger y mil labores mas que se me escapan ahora mismo. 
Puedo decir con orgullo que he cumplido con mi papel de periodista.
Económicamente me ha dado mucho, aunque también me he encontrado con lobos con piel de oveja, que me han timado o no me han pagado, pero eso ya es historia.
Lo que hago en este momento es un balance de mi vida laboral, porque mi otra pasión lleva años diciéndome que lo deje todo y me dedique a ella.
Escribo desde que tengo recuerdos, convertía en cuentos las primeras aventuras amorosas  de mis amigas o los acontecimientos cotidianos en el cole.

Escribir, editar y vivir de ello siempre ha estado presente en un segundo plano, es como mi vida paralela, Pero anoche mientras escribía un capítulo de mi nuevo libro lo decidí.

Lo dejo todo y me dedico a escribir, en exclusiva, entrego todos mis esfuerzos y mis energías a encontrar editor, editorial, o publicar en línea. Hago un STOP periodístico total y sin límite de tiempo.
No le doy mas largas a ser escritora consagrada. 
La escritura me dijo VEN y desde hoy lo dejo todo le sigo sus pasos sin importarme el resultado final.

Le doy la bienvenida a mi nueva vida. 
Quería compartirlo con todos los que me leen por este medio, y seguiré escribiendo aquí en mi blog y posiblemente celebremos juntos mis luchas y mis derrotas.

La vida se hizo para perseguir los sueños.
Y en este momento voy detrás de uno de los míos.

Entradas populares