CÁSATE Y SÉ SUMISA, (ENCIÉRRATE EN SU MUNDO PARA SIEMPRE)

Portada del libro
Como escritora que soy no me gusta hablar de ningún libro sin haberlo leído, me parece que no es correcto emitir un juicio del trabajo de otro escritor sin conocerlo primero.

Pero toda regla tiene su excepción y hoy me atrevo a hacerlo con Cásate y sé sumisa.

La italiana Costanza Miriano ha dado sacado a la luz, su última ocurrencia, donde está convencida que muchos problemas del matrimonio se resolverían muy fácil si la mujer entendiera su rol: el de esposa y madre sumisa al servicio de su marido.

Según las noticias para el vaticano es un divertido libro de evangelización....(cuando leí esto me quedé sin palabras)

Con la premisa de "quien está debajo sostiene el mundo", la autora asegura que la sumisión corresponde a una obediencia leal y generosa, que implica estar por debajo para ser el apoyo de todos los miembros de la familia.

Los que han leído el libro dicen que está escrito en clave de humor y el primer capítulo es una contestación que la autora le hace a una de sus amigas que está pasando por una crisis matrimonial.

Yo opino, que aunque esté escrito de la manera mas desenfadada del mundo, si el objetivo es dejar claro el sometimiento de la mujer, no lo trago.

Ella afirma que su obra en España ha sido "malentendida" y que no comprende porque la palabra sumisión en el español tiene  tanto peso y tanta trascendencia.
esta periodista madre de 4 hijos y católica hasta la médula, dice que el objetivo de su libro es dar consejos a las parejas que están en apuros, que se inspira en la epístola de San Pablo, esa que dice que la mujer debe estar sujeta a su esposo.

Costanza señala en su blog que "el hombre debe encarnar la guía, la regla, la autoridad. La mujer debe salir de la lógica de la emancipación y abrazar con júbilo el rol de la hospitalidad y el servicio"

También aclara que en ningún momento instiga a la violencia y que no busca que ninguna mujer deje de ser libre o independiente.


Fin.

Mi respuesta a todos los comentarios, de la gente que ha leído (otros no) pero que han comentado este libro y a la propia Costanza Miriano, es la siguiente.


La epístola de San Pablo, casi siempre se recuerda en una boda, hasta ahí queda muy bien, pero del dicho al hecho hay mucho trecho...


Esta "arma" en manos de los hombres puede tener muchas connotaciones y en la mayoría de los casos podría ser un arma de exterminio masivo de los derechos y las libertades nuestras, por lo que hemos luchado y conseguido durante muchos años. Y no puede venir ninguna mujer por muy católica que sea y lleve a rajatabla las órdenes bíblicas a darle fuerza a los hombres para dejarlos mover a sus anchas.


En mi experiencia personal,(de lo que he hablado con muchísimas mujeres casadas) creo que ningún hombre llena las expectativas creadas por las mujeres en el matrimonio, por muy buena gente que sea, por muy dulce y noble que parezca.

N I N G U NO 
como dice el refrán.  "una cosa es lo que piensa el burro y otra quien lo está enjalmando"

Y le aclaro a Costanza que en español la palabra SUMISION,  nos jode muchísimo que se use y sobretodo si se trata de ceder un terreno tan peleado y ganado a pulso como LA IGUALDAD.

Prometo gastarme los 16 euros que cuesta el libro en España, y leérmelo detenidamente, y volver a hablar de esto.


Os imagináis mujeres, dejar que los hombres tengan la última palabra, tomen todas las decisiones y que nuestra voz y nuestro voto dentro de casa no valga nada. JA, mas quisieran....
Si aún con nosotras en pie de guerra se creen los reyes del universo, como serían si agachamos la cabeza y les sonreímos todas sus ocurrencias.

Entradas populares