LA GUAJIRA COLOMBIANA, PARTE 1 (DESDE EL CORAZÓN)

Mar Caribe en La Guajira by  Sara León


Debido a los últimos acontecimientos es mi deber publicar en mi blog algunas aclaraciones acerca de La Guajira Colombiana.
No voy a hablar acerca de aspectos geográficos, ni demográficos ni estadísticos, quiero hablar de lo que me toca, desde el corazón y la objetividad.
La Guajira no es la "tierra de las desdichas" ni mucho menos una zona de desgobierno, contrabando y miseria como afirma el periódico español EL PAIS.
si hablo desde el corazón no puedo permitir que por el afán de protagonismo y de vender algunos ejemplares, mis colegas utilicen el amarillismo y la desgracia ajena, pero como en este momento voy a hablar desde el corazón os digo: y una mierda, la Guajira se respeta...
Yo me he recorrido de cabo a rabo La Guajira, me he caminado todos sus barrios, he comido en los mejores restaurantes y también en las rancherías que por cierto no son chozas como las ha denominado la prensa, son rancherías, que serían ranchos en el peor de los casos.
He conocido de primera mano sus carencias y también sus virtudes, me he codeado con su gente, sus ilusiones, sus problemas, su alegría, he disfrutado del talento de sus habitantes, de sus interminables y maravillosas playas, conozco a fondo las luchas diarias, el rebusque, la capacidad infinita de querer salir adelante.
por eso me jode muchísimo que un titular sea "tierra de las desdichas"
Desdichas las de otros, que escriben a la ligera cualquier cosa. Primero se investiga y después se escribe...
La calidad humana de La Guajira es incomparable, la capacidad de trabajo, la cualificación profesional y sobretodo el calor caribe que desprenden no lo tiene cualquiera.
A mi me hierve la sangre, por eso escribo desde el corazón, porque no puedo permitir que aquí en España les hagan tragar este titular sin mas y que nadie diga nada.
Pues hoy lo digo yo, y escribo con firmeza, y aunque hemos tenido el estigma durante mucho tiempo de pueblo sin ley y contrabandistas, LOS BUENOS SIEMPRE HEMOS SIDO MAS, los buenos hemos puesto el pecho por construir un mejor país, una mejor Guajira y un mejor entorno para la gente que se siente atraída por los viajes a los sitios exóticos del planeta.
A mi nadie me viene con cuentos, yo he vivido en Colombia y hace ya bastante tiempo en España y los dos países me han aportado mucho, he conocido gente maravillosa y por eso no permito que nadie juegue con la reputación del otro.
Ante todo somos humanos y en el mundo existen buenos y malos y el que esté exento de algo que tire la primera piedra.


El fervor popular por la virgen de los remedios no tiene límites en La Guajira, símbolo de su identidad, junto al pueblo Wayuu, del cual invito a todos a investigar.
La Guajira colombiana tiene mucho para dar, recibe al visitante con los brazos abiertos y hace hasta lo imposible para que su estancia sea la mas agradable,
es una vergüenza que den la imagen de un lugar inexplorado, donde parece que viviéramos en las ramas de los árboles aún. 

Muchos periodistas necesitan abrir la mente y dejar de ser tan omnipotentes, y si no tienen ganas de viajar por lo menos se pueden documentar. 

No permito que nadie hable mal de La Guajira sin tener pruebas suficientes.

Amo a la Guajira, a mi familia, a mis amigos y sobretodo amo poder defender una tierra eterna, hermosa, luchadora e imponente.

Mañana escribiré acerca de la Guajira pero desde lo objetividad periodística hoy me apetecía hacerlo así, desde el corazón y defenderla con uñas y dientes, por eso me he quedado tan ancha, que dormiré feliz.

Entradas populares