MARCA ESPAÑA




Vender la marca de un país convulso económicamente no es tarea fácil, que lo vendan las instancias gubernamentales tampoco es muy creíble debido al índice de incredulidad y corrupción por el que atraviesan.
Difícil, si, pero no imposible.

Las estrategias de comunicación deben ser eficientes y directas en los tiempos que corren.
Y a la MARCA ESPAÑA,  desde mi humilde punto de vista como comunicadora social que soy, le falta mucho para ser una campaña eficaz.
Y cuando un país se dedica a vender su marca debe primero que creer en lo que tiene y defenderlo con uñas y dientes, apasionarse de su proyecto y no andarse con pañitos de agua caliente.
la intención es buena porque España tiene GENTE maravillosa, talentosa, seria,  interesante, prometedora, puntual, con un espíritu jovial y muchas buenas ideas. y a mi parecer, este es uno de los puntos que mas debería explotar esta campaña, independientemente del turismo, los toros, la paella y la sangría que son las banderas que han acompañado a la marca por muchos años.
Tener personajes que viven en otros países como embajadores es una buena idea  son "faros" como se les denomina, pero insisto el factor humano español ( la gente de la calle) es lo mas importante que tiene ahora mismo España.
Ojalá los creativos replanteen parte de la estrategia y tengan en cuenta esa riqueza cultural y ese "calor humano"  

Entradas populares