EFECTO PINOCHO



En España no todo son malas noticias, La universidad de Granada a dado a conocer su último y exitoso estudio llamado "Efecto Pinocho".
El estudio revela que cuando las personas mienten, aumentan la temperatura corporal en la zona del músculo orbital, en la esquina interna del ojo.
En pocas palabras, el que miente cambia la temperatura de su nariz.
Este estudio está basado en la termografía aplicado en la psicología.
Si todo sigue por el buen camino se podría aplicar a revelar tantas verdades que se quedan en el aire por falta de pruebas.
Tal vez, Carlo Collodi fué un visionario, y jamás se imaginó que su personaje terminara siendo tan famoso y dándole nombre a un estudio tan impresionante como este.


El "Efecto Pinocho" tiene como padres a los científicos  Emilio Goméz Millán y Elvira Salazar López. 
Ellos aseguran que ante un gran esfuerzo mental desciende la temperatura de la nariz.
y que los cambios térmicos dependen de los estímulos mentales.
ES decir, que nuestra frase "no me toques las narices" cuando no queremos que nos hablen de un tema incómodo cobra ahora mas sentido que nunca.
El estudio abre las puertas a todo un abanico de posibilidades, podrían colocar aparatos en el congreso de diputados, en las entrevistas a los políticos, en los juicios, y porque no poder tener un termógrafo casero, donde pudiéramos comprobar que lo que nos dice el marido o la mujer o los hijos sea sola y unicamente la verdad.
Que tiemblen los mentirosos que pronto arderá troya.
Y enhorabuena a los ciéntificos de la Universidad de Granada, entre tanta ruina, tanta mentira y tanto chorizo, esta noticia que podría cambiar el rumbo del planeta es una gran noticia.

Entradas populares