FELIZ


En esta época era absolutamente feliz, y se me nota, esa es mi sonrisa, hasta si miras detenidamente se me ven las alas, tenía veinte años, un bebé maravilloso, unas amigas indiscutibles, toda una vida por delante, unas converse azules y rotas, las ojeras marcadas de trasnochar estudiando en la universidad, unas ansías locas por escribir y por vivir.
 Esta fotografía me la envió mi amiga y compañera de la universidad Silvia Puente, está hecha por ella, y os confieso que esa época fue demasiado maravillosa, pero lo mas importante es que tuve la suerte de vivirla al máximo.

Entradas populares