PARIR DESPUES DE LOS 30


Después de la euforía que conlleva  recibir la noticia de que mi cuñada está embarazada, estuve pensando en las consecuencias que conlleva traer un ser al mundo. el mio, que por cierto dentro de unos meses se convertirá en mayor de edad, ha sido el centro de atención de mi mundo desde que lo concebí. He dejado todo durante los ultimos 7 años(trabajo, estudios, amigos) para centrarme en sacarlo adelante y ayudarle a caminar por la etapa mas determinante, la adolescencia. Soy una afortunada por que pude permitirmelo, no todas las madres se pueden dar todo el tiempo de su mundo para esta gran responsabilidad.
Soy una convencida de que los hijos se deben tener entre los 18 y los 29 años. Después de esas edades, se pueden convertir en una carga muy peligrosa, y hasta en un arma de doble filo. Aunque los tiempos que corren esta regla no tenga ninguna validez, si hablamos de España, las mujeres no estan dispuestas a entregar estos años de plena juventud a criar niños, este tiempo es para "organizar" la vida que se tendrá en el futuro, y se empeñan en estudiar y trabajar buscar un piso, un marido, y llevar una vida estable para después si empezar a pensar en concebir.
En mi opinión un hijo debe también disfrutar de  nuestra juventud, que la brecha generacional no sea tan amplia y que por lo menos existan cosas en común, además el entendimiento se hace mas llevadero. Por lo menos eso me sucede a mí, si no hubiera sido tan inconsciente al quedarme embarazada tan joven; estoy completamente segura que ahora no hubiera optado por parir y empezar a sobrellevar a un niño, con la edad que tengo ahora. Puede ser posible que piense así porque mi expectativa de madre esta saciada o porque cada vez veo que el mundo va de mal en peor. Muchas de mis amigas, nisiquiera han tenido el primero y cuando hablo con ellas se que si quieren y es razonable, pero esta es mi conclusión. También existen muchas mujeres que no quieren bajo ningún motivo parir, ese halo de individualismo que nos invade en este siglo tampoco permite pensar en familias numerosas, a veces, solo da tiempo de pensar en la realización individual y en el éxito personal donde no hay cabida para hacer un paro en el camino y dedicarle años a sacar a delante a los hijos. La maternidad como dije en el principio es un arma de doble filo y como todo en esta vida es una ruleta a veces ganamos a veces perdemos...

Entradas populares