EDUCACION, CLAVE Y REVOLUCION


Escudriñando entre mis fotografías me encontré con la serie que tengo de las mujeres islámicas, y pensando en ellas, empecé a buscar los blogs de las mujeres musulmanas que han dedicado horas y horas de sus vidas a hablar de sus costumbres y de su vida cotidiana. Son pocas la verdad, pero son valientes, le han puesto el pecho, el burka y el velo a lo que sienten y a lo que piensan. Se han hecho un hueco en la revolución, han salido a las calles a conducir, han gritado como nunca lo habían podido hacer, y eso me hace feliz. He conocido muchas, he hablado con ellas, unas guerreras y otras no tanto, unas tristes sumisas y amargadas. (como en el mundo occidental). Pero como todo en la vida, el problema siempre empieza en casa, y tiene un nombre digno de escribirse en mayúsculas EDUCACIÓN.
Solamente se podrá conseguir la verdadera revolución. No recuerdo bien donde leí que un hombre mató a sus cuatro hijas por que tenía la sospecha que dos de ellas salían con chicos y las otras dos las encubrían, y por HONOR las asesinó, como quién sacrifica un cerdo o un perro malherido. Si las mujeres tuvieran el arma de la educación a lo mejor sabrían actuar de otra manera, esa tarea ya le toca a la nueva generación y aunque en cifras digan que el porcentaje de mujeres que van a la escuela es alto, la realidad dice otra cosa, y la brutalidad del machismo habla mucho mas, y aunque los honores de las prácticas machistas se la lleven los musulmanes, en occidente esa lacra también sigue latente. Las mujeres seguimos en pie de lucha. por eso, me preocupo por que cada mujer que tenga una niña a día de hoy a su cargo, la eduque para la vida, (aunque no todo el mundo tiene que ser profesional universitario) pero si debe saber un oficio, y tener claros sus deberes y derechos ciudadanos, eso hace que las bases de las nuevas generaciones no se dejen amedrentar por el yugo del machismo. Tendrá que llegar el día que las mujeres decidan si quieren o no llevar el burka, o el velo, personalmente me gusta, pero si lo pudiera usar con total naturalidad y a mi antojo, el día que no tenga el cabello arreglado o el dia que me salga un grano y no quiera que nadie lo vea usarlo, o cosas así. en fin, que he hablado de todo un poco, pero ante todo para atar este post, concluyo con decir que en la educación está la solución, para la igualdad y para que el mundo sea un poco mas amable y mejor.

Entradas populares