TALENTO

Le pregunté  a la mujer que pintaba los cuadros que tal llevaba las ventas en estos tiempos que corren y me respondió: "Te gustan, me alegro, me alegro por que a través de esa sonrisa tuya y la de miles de personas que caminan por aquí, siento que mi habilidad dada por Dios, me alimenta, y si que vendo, siempre, todos los días, gentes de todo el mundo se llevan algún cuadro hecho por mí, por que mi talento lo mantengo, es decir, pinto sin parar. Y mi propósito no es ser una famosa, ni tener mis cuadros en museos, pero en muchas casas de todo el planeta tengo la certeza que estoy allí."
Ante esa respuesta, sonreí y pensé toda la tarde en lo que la mujer de los cuadros bonitos me respondió con su tranquilidad.  Y ahora pienso que tiene razón, el talento con el que cada uno nace se debe explotar al máximo. Me gusta encontrarme con esta clase de personas que te ayudan a afirmar que el propósito que cada uno tiene en el mundo debemos sacarle el máximo rendimiento.

Entradas populares