PUEDE


Puede ser posible que aquel día que te hallé junto al horizonte, empezara a observar el arcoiris  del amor posarse en mí,  en las madrugadas. Puede ser también que ese aire calientito que salía de tu nariz, me cubriera todas las mañanas. Y que cuando me iba a la calle la gente me mirara un poco extrañada, debía ser por esa sonrisa amplia que no se me quitaba de la cara. Puede ser que ahora, que me siento aquí a observar los pájaros hora tras hora y a pensar en tí, posiblemente, cabe esa posibilidad de que me haga a la idea de que fuiste un sueño cargado de primavera que arrasó este tonto corazón, y  que lo dejaste tirado al lado de cualquier árbol, así no más. Puede que esto no me este pasando, lo triste es que no puede ser. Simplemente ES...  




Entradas populares