Síndrome Postvacacional....

Que llegó septiembre, y entró con todo su esplendor. Como todos los años trae lo suyo, la despedida de las vacaciones. quedan atrás como un recuerdo muyyyyyyy lejano, las tardes largas, las terracitas, las buenas caminatas, el encontrarse con los amigos, las siestas eternas, la playita, la montaña y el relax. Parece que hubiera sido hace tanto tiempo que sucedieron las vacaciones, que ya estamos pensando de nuevo en ellas, añorándolas, y planenado que haremos el próximo. No es nada extraño llegar a la oficina y no querer ni saludar a los compañeros, estar en el trabajo con fatiga, desánimo y ganas inmensas de llorar, y en ocasiones hasta dolor de brazos piernas y cabeza. Obviamente el humor está pòr los suelos, y la negatividad inunda nuestras vidas. Si usted ha sentido alguno de estos síntomas en las siguientes dos semanas después de sus vacaciones, tenga la certeza que está sufriendo el síndrome postvacacional.

como se cura? hasta ahora los científicos piensan que la única manera de superarlo es a punta de mucha paciencia y mucho optimismo, otra cosa es que usted se gané la lotería, a partir de ese momento se le termina para siempre este síndrome, de no ser así, no le queda otra opción que seguir trabajando, poniéndole el pecho a la vida con una sonrisa y de vez en cuando viendo las fotos de ese verano inolvidable que acaba de pasar. Bienvenidos sean los BRES (septiembre, octubre, noviembre, diciembre). Que no solo, no llevan ni un puente de por medio, sino que se pasan volando, son fríos, oscuros y tormentosos. en el segundo bre ya estaremos tan metidos en la rutina que solo un buen café y una cazadora calientita, nos sacaran una buena sonrisa en esos días.

Que viva la vuelta al cole.

Que viva la vuelta a la dieta.

Que viva la vuelta al trabajo.

Que viva el otoño.

Que viva el frío, el viento, la nieve y la oscuridad....

(Es la única manera de ser optimista a el tiempo que nos espera)

Entradas populares