Las Despedidas...

Lo bueno de tener amigas, es que con ellas formas una complicidad infinita, que con solo una mirada puedes describir una historia entera, además te brindan muchas sonrisas y te prestan el hombro cuando quieres llorar. Y en el día a día, no te das cuenta de ese cariño que va creciendo por que siempre están cuando las necesitas, asi sea solo para hablar tonterías por teléfono. Este post quiero dedicarselo a mi amiga sofia que se va con sus maletas, sus cajas y sus hijas, llena de sueños e ilusiones a Alemania, donde entiende tres palabras y no tiene amigas. Aquí me quedo yo pensando en ella y en mi primita Libia que también se ha ido, las dos han volado a buscarse nuevos aires, y a seguir luchando por un hogar, mis amigas me abandonan y yo me quedo aquí viendo llegar el verano, oyendo a los pajaritos cantar y acordándome de todos los buenos momentos vividos, de las risas, los abrazos, el apoyo y la amistad. buen viento y buena mar.

Entradas populares