Del periodismo y otros demonios...

Este fin de semana celebramos la fiesta de los periodistas, estabamos todos muy monos, bien arreglados y con carita de pastel de fresas, yo creo que acudimos para dejar de pensar un momento en todo lo que estamos viviendo, (lo mal pagados que estamos, el trabajo de toderos, la escasez de empleos, las exigencias de los jefes y las audiencias, la incertidumbre, la inseguridad, la desmotivación e incluso el deterioro de nuestra profesión) en fin, que en la puerta del auditorio dejamos las malas energías y nos adentramos en una fiesta donde nos dejamos llevar por la musica de los ochenta, el buen vino, el jamón y la tortilla de patata.
Al observar por un momento todos los invitados, me di cuenta que mujeres somos muchas y pensé en lo luchadoras que somos, en las ganas que le ponemos a las metas que nos proponemos, por que según todos los estudios que se han realizado respecto a ser mujer y periodista el panorama no es nada alentador, como siempre el sueldo de los hombres es mayor al de las mujeres, los cargos importantes los tienen ellos con respecto a nosotras y el poder conciliar lo familiar con lo laboral va a peor. en conclusión, aunque estemos en el siglo XXI y la tecnología sea el no va mas de esta generación, el machismo sigue pisando fuerte, así no lo queramos aceptar. por eso, si ya es difícil ser mujer, pues es mas jodido ser mujer y periodista a la vez.
Estamos bien preparadas, tenemos contactos, nos alaban con facilidad, trabajamos mucho pero cobramos poco, que es donde se ve quien es quien. Sabemos mucho pero no pertenecemos a la élite del periodismo mundial, de mil una, como para darnos algún premio de consolación.
Y lo mas duro es que la cosa no parece que vaya a cambiar a corto plazo. aún así "no nos moveran" seguiremos en pie de lucha, trabajando duro para que las cosas cambien.

Entradas populares