De los viajes que no tienen billete de vuelta comprado...

"cuando se emprende un viaje, se desprende una parte de uno mismo, que es la que se queda volando en el ambiente, en los recuerdos, en la mente de la gente que se queda..."


Asi el viaje sea deseado o no; pero cuando no se sabe cuando se estará de vuelta entonces, nacen innumerables emociones, no solo para el que se va, si no también para los que se quedan.
todavía no existe una palabra que describa esa sensación de dejar toda una vida en un lugar y empezar un nuevo destino acompañado solamente de una maleta, y donde lo único que determina quien es y de donde es sea un pasaporte.
Esta sensación de no saber que va pasar, ni como van a ir las cosas, es la que tiene mi prima Libia a quien le dedico este post, por que ha dejado atrás toda una vida para jugarse un futuro diferente. valiente, luchadora y lena de ilusiones llegó y cada día que se levanta siente que ha dejado atrás su vida, su mundo, su familia, sus arraigos, y ojalá que todo le salga bien por que se lo merece.
y a todos los que estén pensando hacer lo mismo, adelante, sin miedos, que el mundo es muy grande y existen grandes cosas por descubrir.


El billete de vuelta no está comprado pero no solo en los viajes, sino en la vida, nacemos y no sabemos a donde vamos a parar o que tengamos que hacer. y todos los que alguna vez hemos metido en la maleta nuestros sueños, nuestras ilusiones, nuestro futuro, sabemos que la recompensa es grande y que el tren aunque vaya rápido, llega bien.


Entradas populares